Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes de Toledo

Haz clic aquí para editar el subtítulo.


ESTATUTOS   DE  LA  HOSPITALIDAD
DE  NUESTRA    SEÑORA  DE  LOURDES  DE  LA  DIÓCESIS  DE   TOLEDO


PREÁMBULO


La Archidiócesis de Toledo, ha venido organizando la Peregrinación con enfermos al Santuario de Ntra. Sra. de Lourdes (Francia) desde el año 1976.


La Comisión Diocesana de estas Peregrinaciones ha procurado siempre cuidar la dimensión espiritual, el servicio y las perspectivas de la Hospitalidad de Ntra. Sra. de Lourdes en Francia así como en otras ya existentes en España orientadas todas ellas al movimiento espiritual que promueven.


De esta experiencia se ha constatado un enriquecimiento espiritual de todas las personas que participan cada año en las Peregrinaciones procedentes de distintos pueblos y parroquias de la Diócesis de Toledo, tanto enfermos como hospitalarios y peregrinos.


Ha sido una influencia positiva y eficaz en la vida cristiana de todos los peregrinos en las parroquias y en sus ambientes, demostrada por el testimonio de ellos mismos y de otras personas.


 




El valor y actualidad de la piedad popular bien orientada para captar y vivir el sentido de la Peregrinación del PUEBLO DE DIOS, y su capacidad evangelizadora con fuerza de renovación personal y comunitaria; así como por la dimensión asistencial, compartiendo con ellos todo cuanto se es, y viene haciendo posible esta realidad evangelizadora.


La simpatía y la atracción que los enfermos y minusválidos sienten por esta asociación , ya que se incorporan a un grupo y comunidad que comparten con ellos sin paternalismos y desde la fe, la cercanía al dolor, la enfermedad o la minusvalía, nos anima y conforta para seguir adelante. Todo ello hace que sea necesario proporcionar unos cauces jurídicos que ayuden a las personas que participan de este apostolado y voluntariado, a seguir creciendo en la fe auténtica, con este medio eclesial de evangelización y asistencia, es decir, de ayuda a los demás especialmente a los enfermos, discapacitados y peregrinos.


ARTICULO 1. DEFINICION.

La Hospitalidad de Ntra. Sra. de Lourdes de la Diócesis de Toledo, es una Asociación religiosa de seglares agregada a la que con la denominación de HOSPITALITE NOTRE DAME DE LOURDES, existe en el Santuario de la mencionada ciudad francesa.


ARTICULO 2. DE LOS FINES DE LA HOSPITALIDAD.

La finalidad de la Hospitalidad es propagar, difundir y vivir el espíritu del mensaje de la Virgen María a Santa Bernadette en Lourdes, conforme a las necesidades y exigencias de nuestro tiempo y bajo las directrices del Magisterio de la Iglesia y de nuestro Arzobispo Diocesano.

Pondrá especial atención en ayudar y asistir adecuadamente a los enfermos, hospitalarios y peregrinos. Colaborará con organismos y asociaciones diocesanas, especialmente con las que realizan actividades con la Pastoral de la Salud.


ARTICULO 3. DE LAS ACTIVIDADES.

A) Organizar las Peregrinaciones con enfermos tanto a Lourdes como a otros Santuarios Marianos, dentro de las normar fechas concedidas por los responsables de los Santuarios.

B) Cultivar el espíritu apostólico de todos los hospitalarios.

C) Ayudar a sus miembros a cumplir el compromiso de fe y de asistencia, en especial a enfermos y discapacitados. Teniendo para ello reuniones periódicas y generales.

D) Organizar la fiesta anual de nuestra Señora de Lourdes.

E) Convocar convivencias, colonias, y otras actividades con los enfermos, compartiendo con ellos desde la fe, la cercanía del dolor y la enfermedad, integrándose en la comunidad.


ARTICULO 4. DEL DOMICILIO.

La Hospitalidad de Ntra. Sra. de Lourdes de la diócesis de Toledo tiene su domicilio en Ronda de Buenavista,n° 31,Bloque 1, Portal 2. C.P. 45005.


ARTICULO 5. DE LOS MIEMBROS DE LA HOSPITALIDAD.

Son miembros de la Hospitalidad cuantas personas reúnan las siguientes condiciones:

A) Aquellos que estando bautizados vivan de acuerdo a los principios del EVANGELIO, según su estado personal de vida y en comunión con la Iglesia.

B) Hayan participado en una Peregrinación a Lourdes, asistan a alguna de las reuniones, convivencias o actividades organizadas durante el año por la Hospitalidad.

C) Colaboren de alguna manera en los trabajos y necesidades de la Hospitalidad.

D) Soliciten ser admitidos en la misma y siempre que no sean menores de dieciocho anos y mayores de sesenta y cinco, con la presentación e informe de dos Hospitalarios (que lleven un mínimo de cinco años) para que se estudie su ingreso.

E) Todos los Hospitalarios cuyas edades estén comprendidas entre los dieciocho y treinta anos, podrán participar en las actividades de los Jóvenes, previo informe y acuerdo de la Junta Directiva.

F) Una vez al año y siempre que sea necesario su consulta será convocada por la Junta Directiva la Asamblea General. Para tomar acuerdos válidos se requerirá la mayoría de votos establecida en el derecho común.


ARTICULO 6. DE LOS ORGANOS RECTORES.

Son órganos rectores de la Hospitalidad:

A) La Junta Directiva.

B) El Consejo Consultivo.


ARTICULO 7. DE LA JUNTA DIRECTIVA.

Componen la Junta Directiva: Un Presidente, un Vicepresidente, Secretario, Vicesecretario, Tesorero, VicetesoreroContador, Responsable de Damas Hospitalarias, y Responsables de Camilleros Hospitalarios. Y los Vocales representantes de los siguientes equipos: Servicio Médico y Farmacia, Azafatas. Material, Piscinas, Equipo de Hombres, Equipo de Mujeres, Jóvenes y Consiliario.


ARTICULO 8. DE LA COMPETENCIA DE LA JUNTA DIRECTIVA.

Es competencia de la Junta Directiva la organización de la Hospitalidad en todos sus aspectos y actividades y velar por el cumplimiento de estos estatutos.

Todos los años visitará al Prelado Diocesano para darle cuenta de la marcha de la Hospitalidad, tanto en lo económico como en lo organizativo y espiritual, informándole así mismo, de los proyectos para el año siguiente, según lo estipulado en la Ley Canónica ( ce.312-320):

Conceder licencia necesaria para la enajenación de los bienes de la Hospitalidad, de acuerdo con las normas del derecho canónico vigente (cc.1291-124).

La aprobación de las modificaciones de los Estatutos.

La disolución de la Hospitalidad, de acuerdo a Derecho.

Las otras facultades que el derecho canónico vigente le atribuya.


La Junta Directiva, nombrará cuantas secciones de trabajo sean necesarias y designará los diversos encargados responsables de cada una de ellas, a través de las cuales se realizará las actividades de la Hospitalidad.

La Junta Directiva, tendrá su ideario interno para la realización de las actividades. Tomará los acuerdos, si es necesario, por mayoría simple, teniendo calidad el voto del Presidente.

Deberá reunirse con carácter ordinario mensualmente, o con carácter extraordinario, cuando se estime necesario o lo demande la mitad más uno de los miembros de la Junta Directiva.


La Junta Directiva establecerá un reconocimiento a la constancia del Peregrino, a todos aquellos que durante cinco años justifiquen su asistencia a las Peregrinaciones.


La Junta Directiva establecerá un reconocimiento a la constancia del Hospitalario:

A) A todos aquellos que durante CINCO años participen en la Peregrinación a Lourdes

B) Igualmente a aquellos que durante VEINTICINCO años hayan participado en la mencionada Peregrinación Diocesana.

Asimismo, la Junta Directiva extenderá este reconocimiento a los Peregrinos que durante CINCO años hayan participado en la Peregrinación a Lourdes.

Estos reconocimientos se harán efectivos siempre que se cumplan la totalidad de los años requeridos, no considerándose las interrupciones como años de servicio aunque estén justificadas.


Ningún miembro de la Directiva tomará iniciativas ni realizará trabajos ajenos a su cometido sin el conocimiento previo del resto de los miembros y con el visto bueno del Presidente.


ARTICULO 9. OBLIGACIONES Y RESPONSABILIDADES.


EL PRESIDENTE.

Representa a la institución y es el moderador de la Junta Directiva y es competencia del Obispo Diocesano su ratificación y nombramiento.

Anima el cumplimiento de los fines institucionales previstos en estos estatutos y velar por la ejecución de los acuerdos de la Junta Directiva.

Defiende los bienes y derechos de la institución en forma extrajudicial y judicial, otorgando poderes a pleitos previo acuerdo de la Junta Directiva.

Dirige junto con el Tesorero y Contador la gestión financiera y patrimonial. Ordenar cobros y pagos, abrir cuenta de cualquier tipo y realiza toda clase de operaciones bancarias.

Cesará en sus funciones por acabar el período de tiempo para el que fue nombrado. En caso del cese del Presidente le sustituirá el Vicepresidente, caso de que ambos no pudieran ostentar la representación, podrá ser otro miembro de la Junta Directiva elegido por los restantes miembros, quien represente a la Hospitalidad con carácter excepcional, hasta el nombramiento del nuevo Presidente.


EL SECRETARIO.

Llevará el libro de actas y actividades, libro de registro de Hospitalarios, cuidará de los ficheros y correspondencia y citará para las correspondientes reuniones.

Certificará documentalmente cualquier aspecto relativo a la institución con el visto bueno del Presidente. Llevará a cabo las funciones que le sean delegadas por el Presidente y los diferentes órganos de la institución.

Cesará en sus funciones por acabar el período de tiempo para el que fue nombrado, a petición propio aceptada por el Presidente y Junta Directiva, será sustituido por el Vicesecretario.


EL TESORERO.

Se encargará de la administración y de las cuentas. Velará por el mobiliario y todos los bienes de la Hospitalidad. Dará a conocer a la Junta General la situación económica con el visto bueno del Presidente.

Propiciará la obtención de recursos.

Velará por el buen empleo de los medios que se reciban y que cumplan con la finalidad de los donantes en cuento ayudas a enfermos, hospitalarios, y gastos propios justificados de los inmuebles propiedad de la Hospitalidad.

Mantendrán al día el inventario de todos los bienes en colaboración con el Secretario.

Pagará puntualmente el interés debido por préstamos e hipotecas, y cuidar que el capital prestado se devuelva a su tiempo.

Controlará y dirigirá la contabilidad.

El Tesorero cesará en sus funciones, por acabar el período de tiempo para el que fue nombrado y a petición propia aceptada por el Presidente y Junta Directiva será sustituido por el Vicetesorero-Contador.


DE LOS VOCALES.

Tendrán todos la representación global de sus equipos, y vigilarán los programas de trabajo con su respectivos responsables, cumpliendo con las normas establecidas por la Directiva y el Presidente.


EL CONSILIARIO.

A él le corresponde representar al Prelado de la Diócesis y velar por el aspecto pastoral y espiritual de la Hospitalidad. Podrá ser removido por el Obispo diocesano a tenor de lo establecido en el derecho canónico vigente.

Cuidará de la programación de todos los actos a celebrar en el Santuario, procurará animar y convivir con los enfermos en máximo tiempo posible.

Asesorará a la Junta Directiva en todos aquellos temas de orden religioso o moral que puedan surgir. Fomentará la participación de la Hospitalidad en los planes pastorales diocesanos, de acuerdo con los objetivos de la Hospitalidad.

Organizará todo lo que proceda espiritualmente en bien de los Enfermos, Hospitalarios y Peregrinos, y se encargará de organizar el trabajo personal de los sacerdotes participantes en la Peregrinación.

Contará con Viceconsiliario, que colaborará en todo lo referente a la Hospitalidad.


ARTICULO 10. DEL ACCESO A LOS CARGOS DE LA JUNTA DIRECTIVA.

Todos los cargos son por CUATRO años, renovándose el cincuenta por ciento cada DOS años, siendo elegidos en Junta General por todos los Hospitalarios e informando de su resultado al Ordinario Diocesano.

Son electores elegibles todas las personas que pertenezcan a la Hospitalidad, siendo condición previa: Además de conocer las motivaciones y fines de la Hospitalidad, el que en su quehacer cotidiano, la vivencia cristiana y espiritual sea una constante. Así como tener conciencia de que la Hospitalidad es para él un medio válido para vivir y aumentar su fe, esperanza y caridad.

Que lleven un mínimo de cinco años prestando sus servicios como Hospitalarios.

Que conozcan y se encuentren en poder realizar libremente y con constancia las labores del cargo al que deseen acceder.

Que presenten su solicitud a la Junta Directiva en un plazo no inferior a siete días antes de la fecha de celebración de la Junta General.

De no recibirse ninguna solicitud, la Junta Directiva propondrá a todos los responsables de equipos establezcan una terna con los nombres más idóneos para los cargos precisos y los presente para su valoración y ser ofrecidos como candidatos a la Junta General, y se pueda realizar una votación global de todos

los asistentes.


ARTICULO 11. DEL CONSEJO CONSULTIVO.

Forman el CONSEJO CONSULTIVO aquellas personas que, perteneciendo a la Hospitalidad, sean requeridas por la Junta directiva para que los asesoren en alguna de las actividades a desarrollar por ésta. La información obtenida nunca será vinculante para la misma. Este consejo podrá ser convocado a las reuniones de la Juntareuniones de la Junta Directiva donde tendrán voz pero no voto.


ARTICULO 12.

Todos los cargos directivos de la Hospitalidad son totalmente gratuitos y honoríficos, y constituyen obligación moral, por parte de quienes lo ostenten, no solamente en desempeñarlos con responsabilidad, diligencia, pulcritud y desinterés, sino la de dar permanentemente testimonio de fe cristiana (ArtO 2,3).


ARTICULO 13. DE LA PERDIDA Y CONDICIÓN DE MIEMBRO DE LA HOSPITALIDAD.

La condición de miembro de la Hospitalidad Ntra. Sra. de Lourdes de la Diócesis de Toledo, puede perderse por dimisión o por exclusión.

Será causa de exclusión el incumplimiento de las normas establecidas en Art. 2 y 12.

Se dará de baja automáticamente a todos los Hospitalarios que permanezcan con una ausencia continuada de tres años seguidos sin justificar y sin pagar la cuota anual establecida.


ARTICULO 14. DE LA ADMINISTRACIÓN DE LOS BIENES Y RECURSOS.

La Hospitalidad se nutrirá de los siguientes recursos:

A) Con una cuota anual por parte de todos los hospitalarios, cuyo compromiso se realizará en el momento de su ingreso. Y que acordará la Junta Directiva e informará en Junta General.

B) Organización de rifas, colectas, tienda y cuantos donativos o subvenciones podamos recibir de organismos oficiales y privados.

C) La Hospitalidad Ntra. Sra. de Lourdes de la Diócesis de Toledo tiene plena personalidad jurídica independiente de la de sus miembros.

D) Tiene capacidad jurídica para adquirir y administrar bienes siempre que no se opongan a los fines de la misma. Esta no persigue ningún fin lucrativo en la

realización de sus actividades.


ARTICULO 15. DE LA DISOLUCIÓN DE LA HOSPITALIDAD.

La Hospitalidad es por naturaleza perpetua de conformidad con el canon 120. Podrá extinguirse por decisión de la Asamblea General extraordinaria, tomada en un único escrutinio válido, con la mayoría de los dos tercios de votos. Podrá ser suprimida por decisión del Obispo diocesano, si la actividad de la Hospitalidad es en grave daño para la doctrina o la disciplina eclesiástica o causa escándalo a los fieles, como establece el derecho canónico.

En caso de la disolución de la Hospitalidad, y de que en su momento existiesen bienes, estos pasarán a disposición del Ordinario de la Diócesis, para que los destine a fines similares de la misma.


ARTICULO 16. MODIFICACIÓN DE LOS ESTATUTOS.

Los estatutos de la Hospitalidad de Ntra. Sra. de Lourdes de la Diócesis de Toledo, podrán ser modificados si así lo acuerda la Junta Directiva, e informando de ello a la Asamblea General y sancionado por el Ordinario de la Diócesis.



Aprobados por el Emmo. Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo, Primado de España Antonio Cañízares Llovera, el 27 de abril de 2006